cintiasmblog@gmail.com

jueves, 4 de mayo de 2017

Mis Hijos Olvidarán...

Holaaaa a todossss!!!!! ¿que tal estáis? Hace tiempo encontré un artículo muy bonito, y no quería dejar de compartirlo con vosotros. Así, que mejor momento para hacerlo que en estos días tan próximos al Día de la Madre. Espero que os guste y no olvidéis decirle a vuestra madre lo importante que es para vosotros y lo mucho que la queréis!!😉

"Mis hijos olvidarán que les he amamantado, mecido durante horas, llevado en brazos y de la mano. Que les he dado de comer y les he consolado y levantado después de cien caídas. Olvidarán que han dormido sobre mi pecho de día y de noche; que hubo un tiempo en que me habían necesitado tanto como el aire que respiran.

Se difuminarán las rabietas, las pasiones, los celos, el amor y el miedo. Se apagarán los ecos las risas y las canciones, las nanas y los "había una vez..." acabarán de sonar en la oscuridad.

Con el pasar del tiempo, mis hijos descubrirán que tengo muchos defectos y, si tengo suerte, me perdonarán alguno.
Olvidarán, aunque yo no lo haré, las cosquillas y los "corre corre", los besos en los párpados y los llantos que de repente paran con un abrazo. Los viajes y los juegos, la fiebre alta, los bailes, las tartas, las caricias mientras nos dormimos despacio...
Llegarán a separarnos para siempre el pudor, la vergüenza y el prejuicio. La conciencia adulta de nuestras diferencias.

El tiempo peligrará la confianza que sus ojos tienen ante mí como ser omnipotente; capaz de parar el viento y el mar. Arreglar lo irreparable y sanar lo insanable.
Dejarán de pedirme ayuda porque ya no creerán que yo pueda salvarlos.

El tiempo, sin embargo, enfriará otra vez mi cama que ahora está cálida de cuerpos pequeños y respiros rápidos. Quitará de sus labios mi nombre gritado y cantado, llorado y pronunciado cien mil veces al día.
Cancelará poco a poco la familiaridad de su piel con la mía, la confianza absoluta que nos hace un cuerpo único.
El tiempo, poco a poco, me liberará de la fatiga de tener hijos pequeños. De las noches sin dormir y de los días sin reposo, De las manos gorditas que sin parar me agarran, me escalan por la espalda, me cogen y me rebuscan si restricciones ni vacilaciones.
El tiempo me devolverá el ocio vacío de los domingos y las llamadas de teléfono sin interrupciones."

Olvidarán porque éso es lo que hacen los hijos, porque éso lo que el tiempo elige. Y yo, yo tendré que aprender a recordarlo todo con ternura y sin arrepentimiento, y que el tiempo, astuto e indiferente, sea amable con esta madre que no quiere olvidar.

Pero mientras llega ese "tiempo" aprovechemos al máximo de nuestros pequeños y de la experiencia más bonita y tierna que hay como la de ser MADRE.

PD: Mamá, te quiero muchísimo. Te debo tanto y me pides tan poco...que no se cómo voy a poder devolverte ni la mitad del amor que me regalas a diario. ¡Gracias mamá! ¡Por todo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario